Un detector inalámbrico que reacciona tan pronto como se detecta monóxido de carbono en el aire y se excede un determinado valor umbral. Debe instalarse en todas las habitaciones con una caldera o salida de gas.